WhatsApp como forma de comunicación

WhatsApp como forma de comunicación

Un estudio reciente determinó que el servicio de mensajería instantánea WhatsApp ha superado toda forma de comunicación remota, poseyendo casi la mitad de la cuota del mercado, y dejando tras de sí, otros métodos tradicionales como la llamada telefónica, los mensajes de texto o el correo electrónico.

Sin duda se trata de una tendencia que ha experimentado un aumento vertiginoso si tenemos en cuenta que en el año 2007, las cuotas eran dominadas por el teléfono fijo y las llamadas efectuadas a través del celular. A su vez, el análisis identificó que el uso de este servicio no sólo involucra a las generaciones más jóvenes, siempre prestas a adoptar nuevas formas de comunicación, sino que las personas adultas también mostraban una predilección absoluta por el uso del WhatsApp.

A nivel mundial, la cifra de usuarios activos (es decir, que han utilizado la aplicación al menos una vez en el último mes) alcanzaba la imponente cifra de 700 millones de personas, que a su vez, representa una media de 30 000 millones de mensajes diarios efectuados (fuente).

Un nuevo campo para las empresas

En el ámbito empresarial, WhatsApp representa una nueva ventana a la promoción directa de productos y servicios para las medianas y pequeñas empresas, que no cuentan con el presupuesto necesario para lograr un mayor alcance, y que a través de la aplicación pueden abarcar un considerable número de usuarios y potenciar el feedback necesario para crecer y desarrollarse como empresa.

Otro aspecto positivo es la posibilidad de enriquecer sus campañas publicitarias con imágenes, videos y sonidos que aporten elementos visuales con los que apoyar el mensaje y hacerlo más atractivo.

En el ámbito de la colaboración entre proyectos, WhatsApp constituye sin duda una herramienta indispensable para el intercambio de experiencias e ideas, sobre todo para aquellos proyectos integrados por personas de diferentes latitudes. La efectividad y rapidez de esta vía de comunicación potencia en gran medida la productividad, pues también es posible crear grupos con el objetivo de enfocar las ideas y ahorrar tiempo y presupuesto.

En sentido general, WhatsApp es sin duda una forma de comunicación que ha llegado para quedarse. Desde su aparición, hemos asistido a una sustitución acelerada de los medios tradicionales, por otros más inmediatos y sencillos. Muchas empresas están intentando hacerse un hueco en el mercado de la mensajería entre empresas (aquí puedes leer un ejemplo), pero actualmente WhatsApp es la referencia dominante. Tendremos que esperar algunos años para saber quien se convierte en el mensajero del futuro. 

Compártelo en tu red social: